Ciudad de Buenos Aires, Argentina
 
 
 
Breve historia de la Telefonía Móvil en la Argentina
 
 

Fue en 1989 cuando los primeros móviles comenzaron a funcionar en la Argentina. Entonces, la empresa CRM-Movicom ganó la licencia para prestar el servicio de radiocomunicaciones móviles en la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano y La Plata. En ese entonces, los móviles distaban mucho de tener la funcionalidad que hoy disponen: por su tamaño y peso eran instalados en los autos y los portátiles colgaban de correas al hombro de sus usuarios. Se conocieron como “la valija” y “el ladrillo”, en referencia a sus dimensiones y peso.
En 1993 Miniphone, compañía de propiedad conjunta entre Telecom y Telefónica, inició sus operaciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA). Ambos operadores - Movicom y Miniphone - implementaron tecnologías digitales que les permitieron reducir el tamaño y peso de los equipos y volverlos ergonómicos y funcionales.
Para la explotación del servicio de telefonía móvil en el interior del país se dividió en las regiones I (norte) y III (sur) y CTI, Compañía de Teléfonos del Interior, resultó la adjudicataria de la licitación internacional convocada por el Gobierno argentino para ambas áreas en 1995. Un año después, las compañías de telefonía fija que operaban en cada una de las dos regiones crearon nuevas empresas e ingresaron al mercado de móviles. Telecom Personal recibió la licencia para operar en el norte del país y Telefónica Comunicaciones Personales, en el sur.
En junio de 1998 ingresó al mercado Nextel Argentina, que lanzó su servicio digital con la incorporación del PTT –Push to talk- para comunicaciones con radio de doble vía,  primero en la Ciudad de Buenos Aires y, luego, expandió progresivamente sus redes. Nextel ofreció a los consumidores un sistema de comunicación integrado en el que a la telefonía móvil y mensajería le sumó el servicio de comunicaciones móviles inalámbricas grupales.
Hacia 1998, el mercado de telefonía móvil contaba con más de 2 millones de abonados y con una de las redes más extensas del mundo que alcanzaba a todas las localidades de más 500 habitantes del país. Los usuarios podían elegir libremente entre las diferentes prestadoras autorizadas a operar en cada área.
En 1999 se otorgaron las licencias en la banda de frecuencia de 1900 MHz. para la operación de telefonía móvil con PCS o Servicio de Comunicaciones Personales. A partir de las licitaciones, los operadores del interior del país tuvieron acceso al AMBA, se escindió Miniphone entre sus propietarias y Movicom, el único operador del Área Múltiple Buenos Aires, tuvo acceso a las áreas I y III. De esta manera, CTI, Personal, Unifón - perteneciente a Telefónica -,  Movicom y Nextel comenzaron a operar en todo el país tornando la telefonía móvil en un mercado de alta competencia real. Asimismo, las nuevas licencias permitieron a las operadoras elegir libremente la tecnología móvil a utilizar para brindar sus servicios, dentro de las bandas de frecuencia asignadas.
Hacia el 2005, Telefónica adquirió Movicom y la operadora del grupo pasó a llamarse Telefónica Móviles de Argentina (TMA), que ofrece sus servicios bajo la marca Movistar
Con la llegada de las nuevas tecnologías digitales, los operadores pudieron ofrecer una gran variedad de servicios avanzados y de mayor calidad cuya frontera de desarrollo sigue en expansión. Los adelantos tecnológicos permitieron el uso de nuevas aplicaciones que se adaptan a las necesidades y exigencias de diferentes perfiles de usuarios con lo que se ha experimentado un vertiginoso crecimiento del mercado.